Globered
Consigue tu propia página web

Tlacuilo Expresión de México

Noticias de Ecatepec de Morelos y Estado de Mèxico


0 0 0

Sedesol Engaña y Maltrata a Ancianos

Por: Arturo Hernández | Publicado: 20/08/2013 04:44 |



Mèxico D.F y Edomèx.-Ancianos inscritos en el “Programa 65 y más” de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se quejan del engaño de que son objeto con dicho programa, por lo menos en lo que va del presenta año; además del maltrato que reciben de coordinadores y quienes los atienden, también del tiempo que los hacen esperar para ser apuntados o probar que todavía viven (prueba de supervivencia). La situación prevalece tanto en el Estado de México como el Distrito Federal, afirman los denunciantes.

Glafira Juárez Bermúdez, Guadalupe Morales y María Dolores Arsabe, inscritas en el padrón de la Delegación Azcapotzalco, D.F se quejan del “engaño, maltrato y del tiempo que los hacen esperar para comprobar su supervivencia y seguir inscritos en el Programa 65 y más.

En las instalaciones del Deportivo Benito Juárez, del IMSS, Colonia San Pedro Xalpa, Delegación Azcapotzalco, muchos ancianos se presentan desde las cuatro de la mañana y son atendidos a las nueve, tiempo durante el cual deben esperar tirados en el suelo, parados y los menos sentados, para posteriormente ser atendidos con desprecio y maltratos por los encargados, afirma Glafira Juárez Bermúdez, de 89 años de edad.

“Lo sospechoso del asunto es que yo desde el mes de enero de este año, 2013, he ido cuatro veces a comprobar mi “supervivencia”, cada que voy me piden copia de la credencial de elector pero no me dan dinero; los encargados me dicen que debo esperar, no dicen hasta cuándo, y no me garantizan que cuando me depositen algo me vayan a dar lo atrasado retroactivo, si es que me depositan”, dice la señora, quien agrega que los coordinadores groseramente les dicen que: “ el apoyo no es ley”.

El asunto es que las personas entrevistadas sospechan, según sus propias palabras, que la prueba de “supervivencia” es sólo un pretexto para quedarse con el dinero que deberían de darles, “si no, dice Glafira Juárez, para que tanta vuelta y pedirnos copias de la credencial de elector si no nos dan nada”.

“A mi desde enero no me dan nada, reitera; he ido cuatro veces a la “supervivencia”. “Se me hace que ése dinero que deberían darnos se fue para las campañas pasadas en otros Estados”, expresa la señora, cuyo dicho es atestiguado y aprobado por sus hijos, Rubén, Chucho, Armando; otras hijas y nueras que, regularmente, todos los domingos la visitan en su domicilio ubicado en la Calle Emilio Carranza, de la ya referida colonia, y los cuales se admiran de la lucidez con que habla Doña Glafi, quien el próximo mes de enero cumple 90 años.

La historia se repite en el Deportivo Tlali, ubicado sobre la Avenida Sor Juana, Municipio de Tlalnepantla y otros municipios del Estado de México; miles de ancianos son maltratados, vejados y humillados bajo la promesa de recibir una ayuda que nunca llega, por lo menos hasta la fecha 15 de agosto.

Deben madrugar, no desayunan; luego entrada la mañana esperar bajo el sol, aguantarse las ganas de ir al baño; muchos ni siquiera comen por no moverse de sus lugares, ya que los encargados si no están cuando toca su turno “los dan por muertos y de baja del Programa 65 y más implementado por la Sedesol, que más parece una engaño e instrumento de manipulación política que una ayuda para ancianos pobres; “¿a poco con los votos de los viejitos van a ganar elecciones”, remata Doña Glafi.

Comenta